• Santiago Destéfanis

Me Vi: The Machinist, de Brad Anderson (2004)

Actualizado: 1 de nov de 2020


  • Título: The Machinist

  • Director: Brad Anderson

  • Género: Thriller

  • Año de estreno: 2004

  • Guion: Scott Kosar

  • Fotografía: Xavi Giménez

  • Protagonista: Christian Bale

  • Edición: Luis de la Madrid

  • Música: Roque Baños

  • Producción: Carlos Fernández

  • Productora: Castelao Productions, Paramount Vantage, Canal+, ICAA, ICF

  • Distribuidora: Paramount Vantage, Filmax

  • País: España, Reino Unido, Francia, Estados Unidos

  • Lenguaje: Inglés

  • Duración: 102 minutos



¿Cómo resumir la película en dos palabras? Muy fácil: Christian Bale. Si hay algo sabido es que este actor se compromete al cien por ciento con los personajes a los que debe interpretar. Sin embargo, nunca pensé que iba a llegar tan lejos como lo hizo en “The Machinist”.


Si hasta ahora no mencioné ningún otro aspecto de la trama se debe simplemente a que la película, de principio a final, “es” este actor. Los demás personajes del elenco son inevitablemente dejados de lado debido a que el protagonista acapara, por buenas razones, la total atención del espectador. Quedan convertidos en meras marionetas en función de las acciones del personaje principal. Es inevitable quedarse atónito cuando nos presentan por primera vez el impresionante cambio físico que realizó Bale para encarar este personaje. Es tal la transformación que hasta llegamos a preocuparnos por su salud física (y mental).


Más allá de esto, que ya de por sí marca un excelente trabajo y dedicación, la actuación de Bale es perfectamente acorde a lo que la película necesita. Vemos poco a poco como el personaje se sume cada vez más en su propia locura. Cuando pensamos que no puede estar más loco, nos sorprende y nos dice: “recién estoy comenzando”. Lamentablemente, no puedo evitar sentir que la película es demasiado perfecta a lo que la trama se refiere ¿Qué quiero decir? Que el guion y el despliegue técnico en pos de la narración da la impresión de estar perfecta y milimétricamente calculado. Veo a la película más como un producto que como un film cinematográfico. La trama llega a ser interesante y construye una intriga que persiste durante todo el desarrollo, obligándonos a quemar nuestro cerebro tratando de entender la mente del personaje. El final inesperado pierde parte de su fuerza debido a la cantidad de secuencias surrealistas que van develando la trama y llegan a ser agotadoras.


De todas maneras, todo podría haber funcionado mejor si no fuera por lo que para mí es el error máximo de la película: la incomprensible banda sonora. Esta película necesitaba una ambientación particular y sutil que acompañara en todo momento la confusión que vive el personaje. Sin embargo, se nos presenta una banda sonora ruidosa y molesta que roza la comedia. La seriedad y profundidad de la trama se pierde por completo. Una película original termina siendo caricaturizada innecesariamente, casi como si ni ella misma se tomara en serio.


Santiago Destéfanis

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo