• Santiago Destéfanis

Me Vi: Ya no estoy aquí, de Fernando Frías de la Parra (2019)

Actualizado: 1 de nov de 2020



Si hay algo que me cautivó de “Ya no estoy aquí” es la manera que tiene de presentar la crudeza del mundo desde un marco de respeto como pocas veces vi en una película de este tipo. Es fácil caer en el cliché y la caricaturización cuando se intenta representar la sociedad marginal y la difícil vida que deben llevar las personas que son excluidas por la sociedad. Sin embargo, temas usualmente tocados, como lo son el narcotráfico y la violencia que, en el caso de esta película, ocurre en un barrio pobre de Monterrey, México, son presentados aquí desde un lugar tan humano que denota la seriedad y el cariño con la que el director se tomó su proyecto.


El choque de culturas pasa a ser una parte central de la película. Nuestro protagonista, quien no es más que un “bicho raro” a los ojos de una sociedad que no lo comprende, rememora constantemente el hogar que tuvo que abandonar. La música autóctona del lugar de donde proviene y su excéntrico corte de pelo pasan a representar su única conexión con sus raíces y su identidad. Esta angustia constante vuelve tangible la sensación de “no lugar” que experimenta el personaje: No pertenece al sitio en el que se encuentra, pero ya no tiene un hogar a donde volver.


La sorpresa surge cuando nos enteramos de que los actores que encarnan a los personajes son verdaderos residentes del barrio en donde transcurren los hechos. La decisión de utilizar “no actores” no solo es acertada, sino que contribuyó en gran medida a que los personajes y sus acciones se sientan más reales que nunca.


A través de una bellísima elección de planos el director logra captar lo hermoso y lo injusto que es este mundo que nos presenta. Las perfectas transiciones que nos llevan constantemente del presente al pasado construyeron un ritmo ideal que mantuvo despierto mi interés en todo momento. Es una película que veo necesaria, principalmente, por visibilizar una realidad desigual y ajena a la nuestra que desde siempre la sociedad se encargó de esconder.


Santiago Destéfanis


38 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo