• Santiago Destéfanis

Me Vi: Brokeback Mountain (2005) de Ang Lee


Que difícil me resulta opinar sobre esta película. Cuando hablamos de que una película envejeció a lo largo de los años nos referimos a que el impacto que tiene en nosotros si la vemos el día de hoy inevitablemente no es el mismo que tuvo al momento de su estreno. El problema de esta película es que es del 2005 y ya se siente arcaica la visión que plantea sobre la homosexualidad.


La película presenta una narración clásica y estructurada, con un tiempo cronológico que tiene numerosas elipsis que son fundamentales para el progreso de la historia. No hay grandes riesgos técnicos de ningún tipo, ni planteos de puesta en escena fuera de lo común. Sin embargo, la imagen denota una gran belleza debido en gran parte al hermoso paisaje montañoso el cual fue filmado en Canadá. Este paisaje destaca tanto y es captado con tal cuidado que, si lo comparamos con los demás escenarios de la película, hace ver a estos últimos como entornos paupérrimos y simples. Las actuaciones de Heath Ledger y Jack Gyllenhaal son el punto más alto y donde encontramos el sostén definitivo del relato. Forjan una química para el recuerdo y presentan en pantalla un trabajo que hasta ese momento era impensado en una película de Hollywood. Y aquí se encuentra el principal problema para mí: Hollywood.


Más allá de que la película fue pionera en hablar de un tema taboo, que hasta ese momento en el cine más comercial del mundo se evitaba tocar, no hay que olvidar que “Brokeback Mountain” es la visión de Hollywood sobre la homosexualidad. Hoy, 15 años después y con el conocimiento que no se tenía en ese entonces, no podemos evitar sentir que la película presenta un mundo imaginario bastante alejado de la realidad, casi como si fuera un cuento fantástico. Me costo una enormidad empatizar con los personajes y es por el simple hecho de que no me los creo. No hay un solo personaje que no sea blanco y que no presente rasgos hegemónicos. La diversidad es necesaria en este tipo de películas, ya que la discriminación y la violencia en torno a la sexualidad es inmensa y es de todos, no solo de los blancos carilindos contratados por las producciones norteamericanas. Hay una escena que me hizo más ruido que las demás y que despertó en gran medida mis reservas frente al discurso de la película. Esta refiere a un flashback en donde nos muestran y dejan establecido implícitamente que la homosexualidad de uno de los protagonistas provino de un terrible trauma que sufrió de chico a causa de su padre. Creo que vamos a concordar que la concepción de la homosexualidad como una enfermedad o trastorno psicológico está alejada en el tiempo.


La película está bien lograda y en su conjunto logra lo que se propone. Se avanzó tanto en materia de diversidad sexual que, por lógicas razones, los planteos del film nos resultan básicos y, en último término, pobres. Sin embargo, no está mal apreciarla por lo que fue: una película que ayudó a hablar y a expandir el horizonte de lo que se pensaba al menos un poco.


Santiago Destéfanis



Ficha técnica:


Título original: Brokeback Mountain

Fecha de estreno: 2 de Septiembre de 2005 (Venice Film Festival)

29 de Noviembre de 2006

Director: Ang Lee

Género: Drama romántico

Protagonistas: Heath Ledger, Jake Gyllenhaal

Guionistas: Larry McMurtry, Diana Ossana

Basado en el cuento "Brokeback Mountain" de Annie Proulx

Productores: Diana Ossana, James Schamus

Música: Gustavo Santaolalla

Fotografía: Rodrigo Prieto

Edición: Geraldine Peroni, Dylan Tichenor

Diseño de Producción: Judy Becker

Dirección de Arte: Laura Ballinger, Tracey Baryski

Diseño de Vestuario: Marit Allen

Maquillaje: Mary Lou Green

Casting: Avy Kaufman

Idioma: Inglés

Duración: 134 minutos


Productoras y Distribuidoras


Link a IMDB



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo