• Santiago Destéfanis

Me Vi: Deux jours, une nuit de los Hnos. Dardenne (2014)


Es muy difícil hablar o ponerte en el lugar de alguien que sufre depresión por el simple hecho de que, al no padecerla, uno no termina de comprender que es lo que sufre la otra persona. Esta película logra, al menos un poco, hacerte experimentar la complicada lucha que deben disputar quienes la padecen.


Hasta una tarea mínima como el simple hecho de levantarse de la cama, puede suponer la más complicada de las acciones por realizar. Ahora imagínense el tener que ir a visitar uno por uno a tus “compañeros” de trabajo quienes votaron para que te despidan con el fin de no perder un bono de 1000 dólares y tener que convencerlos para que rechacen el bono y te elijan por sobre este en una nueva votación a disputarse. Esta travesía es la que tiene que realizar Sandra, interpretada por una maravillosa Marion Cotillard, quien lo único que quiere es trabajar y no ser juzgada por la depresión que padece y que lucha constantemente por superar. Cada paso que da en la película se siente cada vez más pesado, como si nos fueran poniendo un ladrillo tras otro en nuestra espalda a medida que la trama se va desarrollando. El éxito de la película se basa en los encuentros de Sandra. Estos, totalmente impredecibles, ya que no conocemos a los otros personajes ni su relación con la protagonista, impactan de sobre manera en su situación anímica y nos logran transmitir a nosotros, los espectadores, esta montaña rusa de emociones a la perfección. Marion Cotillard y el don de los Dardenne para captar un universo realista y humano mantienen en pie la película. Todos tienen sus problemas, sus intereses o sus preocupaciones que los hacen decantarse por un lado u otro. Sin embargo, no hay buenos o malos. El antagonista de la película pasa a ser quien pone a todos los trabajadores y a la propia Sandra en esta situación.


La manera en que cada uno recibe la visita de Sandra y como este encuentro influye en ella para seguir con su lucha, es donde se encuentra la magia de la película. Sentimos una empatía abismal por ella y deseamos con todas nuestras fuerzas que tenga éxito. No hay música extradiegética ni ninguna irrupción de sonidos puestos de manera artificial. Todo aparenta ser sonido ambiente y los únicos momentos donde la música forma parte es cuando viajan en el auto ella y su pareja yendo al encuentro de sus compañeros de trabajo. La fotografía sigue la misma regla que el sonido, ya que la iluminación natural es la predominante durante la mayor parte de la película. Cuando la luz debe ser puesta por el equipo técnico, no hay una búsqueda de que el farol se destaque por encima de la trama. Esta ausencia de lo artificial fomenta al realismo que busca plasmar este universo y por el cual nos sentimos tan identificados.


Vean el cine de los Dardenne. Es una bocanada de aire fresco.



Ficha técnica:


Título original: Deux jeurs, une nuit

Fecha de estreno: 20 de Mayo 2014 (Cannes)

Director: Jean-Pierre Dardenne & Luc Dardenne

Género: Drama

Protagonistas: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione

Guionista: Jean-Pierre, Luc Dardenne

Productores: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne, Denis Freyd

Música: Jean-Pierre Cocco

Fotografía: Alain Marcoen

Edición: Marie-Hélène Dozo

Diseño de Producción: Igor Gabriel

Diseño de Vestuario: Maïra Remedhan Levi

Maquillaje: Nathalie Tabareau

Idioma: Francés

Duración: 95 minutos


Productoras y Distribuidoras


Link a IMDB

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo