• Santiago Destéfanis

Me Vi: Isle of Dogs, de Wes Anderson (2018)

Actualizado: 24 de nov de 2020


El Stop Motion llevado a otro nivel, eso es “Isle of Dogs”. Se te cae la mandíbula de lo increíble que es el trabajo que realizaron para perfeccionar esta técnica de animación. Desde la primera imagen uno queda hipnotizado y no puede borrar la sonrisa debido a los atrayentes y fascinantes planos de la película.


Los modelados, en especial los de los perros, son placenteros a la mirada, por lo que uno está en la constante espera de la siguiente fotografía. El estilo inconfundible de Wes Anderson es llevado a su máxima expresión. Ya sean sus planos frontales perfectamente simétricos, como su ritmo de narración y de diálogo más que particular, aprovechan todas las posibilidades que el Stop Motion le puede brindar, volviendo la película una obra de arte en lo que a la imagen se refiere. Se nota especialmente el don que tiene este director cuando hablamos de rellenar de una manera mágica el plano en su totalidad. Cada centímetro del cuadro está utilizado en función de la imagen que Anderson proyecta. No hay ni un pixel dejado al azar. Los colores y la posición de los personajes en el cuadro brindan un equilibrio absoluto para la mirada del espectador.


¿Cuál es el problema? El hecho de que únicamente puedo elogiar la película desde el punto de vista técnico. El guion lo encuentro vacío. La trama no me deja nada. Los conflictos se resuelven por incontables recursos “Deus ex machina” que le quitan seriedad y dramatismo a la historia. Siento que estoy frente a un producto meramente superficial que lo único que lo diferencia es el estilo bien marcado de Wes Anderson. Pero un estilo sin contenido relevante no me sirve. Hoy en día hay suficientes problemáticas, desigualdades, políticas, etc., relevantes como para realizar algo que se quede banalmente en la nada.


Ojo, una película puede tratar de lo que sea y uno puede plasmar la historia que se desee. No es mi intención plantear una regla moral absoluta ni mucho menos. Lo que me ocurre con esta película es que siento que en el fondo no hay nada, como cuando uno ve un juguete de plástico el cual es atractivo y fue armado de manera brillante por quien lo construyó. Se queda ahí, en el simple “me gusta”. No encuentro al director más allá de su talento técnico. Para mí esto es necesario remarcarlo, ya que no hay que olvidar que Wes Anderson es uno de los directores más cotizados del mundo y cuenta con el presupuesto necesario para realizar cualquier tipo de proyecto sin importar las dimensiones de este, mientras que la mayoría de los directores y directoras independientes del mundo deben luchar contra viento y marea en pos de lograr la financiación, el espacio y el equipo necesario para capaz realizar un pequeño proyecto audiovisual.


Aún siendo una película en Stop Motion, es vulnerable a ser exigida como cualquier otra película sin importar la técnica que se utilizó. La técnica por la técnica no me es suficiente. No importa la historia que sea, no importa las fallas que tenga. Lo que si me importa es que una historia, sea el género que sea, provenga desde lo profundo del realizador y no como un simple capricho de ostentación de las propias facultades o del poderío de la producción que se posee. Se debe apreciar el trabajo técnico que conllevó esta película, pero no más que eso. Inclusive la veo más como una reflexión del cine que nos mandan y que consumimos cotidianamente.


Santiago Destéfanis



Ficha técnica:


Título original: Isle of Dogs

Fecha de estreno: 15 de Febrero 2018 (International Berlin Film Festival)

23 de Marzo 2018

Director: Wes Anderson

Género: Comedia, Drama, Ciencia Ficción, Animación

Protagonistas: Bryan Cranston, Koyu Rankin, Edward Norton,

Bob Balaban, Jeff Goldblum, Bill Murray

Guionistas: Wes Anderson & Roman Coppola & Jason Schwartzman, Kunichi Nomura

Productores: Wes Anderson, Jeremy Dawson, Steven Rales, Scott Rudin

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Tristan Oliver

Edición: Edward Bursch, Ralph Foster, Andrew Weisblum

Diseño de Producción: Paul Harrod, Adam Stockhausen

Dirección de Arte: Curt Enderle

Casting: Douglas Aibel, Kunichi Nomura

Idioma: Inglés

Duración: 101 minutos


Productoras y Distribuidoras


Link a IMDB

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo