• Santiago Destéfanis

Me Vi: Prisoners, de Dennis Villeneuve (2013)


El equilibrio es la clave. “Prisoners” es un edificio perfectamente construido. Cada revoque, cada ladrillo, cada pilar está puesto y pensado para que la estructura se mantenga en pie. Este equilibrio logrado entre todos los elementos que componen la película tiene como resultado uno de los “thrillers” mejores logrados en la historia de Hollywood.


La película no da respiro. El punto de inflexión de la trama es una situación tan angustiante, dramática y aterradora que nos transporta directamente a los pies de los personajes apropiándonos del conflicto y volviéndolo propio. Todos los personajes luchan consigo mismos en contra de la desesperación que supone el caso que les excede.


El balance logrado entre los personajes es sublime, cada uno de ellos tiene una caracterización bien marcada y específica que le otorgan una variedad atractiva a la película. Un ejemplo de esto es el maravilloso contraste entre Kellen Dover (Hugh Jackman) y el detective Loki (Jack Gyllenhall). Estos dos personajes son los conductores principales de la trama y quienes acaparan en mayor medida nuestra atención. Por un lado tenemos a un padre desesperado dispuesto a hacer lo necesario sin importar las consecuencias, y por el otro a un detective con experiencia que lucha por mantener la mente fría para resolver el caso.


El personaje interpretado por Hugh Jackman, más allá de lo bien logrado que está en su totalidad, puede llegar a ser agotador. Al presentar sus emociones siempre a flor de piel mediante constantes exabruptos emocionales, su fuerza escénica pierde un poco el impacto a medida que la trama se va desarrollando. Jack Gyllenhall aparece como el balance justo. Su interpretación es perfecta en todos sus aspectos. Su actitud tranquila y calculadora brinda una sensación de control a una trama que se encarga de sumirnos en un misterio y confusión permanente. Loki encara los hechos como deberían encararse, mientras que Dover personifica el accionar que nosotros tendríamos ante estos mismos hechos en la vida real.


Tengo que hacer especial mención a la interpretación de Paul Dano y al particular antagonista que interpreta. Su personaje representa un enigma durante toda la película, se nos hace imposible dilucidar si efectivamente es el culpable de los hechos o que es lo que realmente le pasa por la cabeza. Nos genera una ambigüedad justa para hacernos dudar de los actos perpetuados contra él, haciéndonos experimentar el dilema moral que la película buscó desde un principio.


La trama es adictiva. El director, inteligentemente, dispone los elementos de tal manera que las pistas sobre el caso van apareciendo poco a poco de manera progresiva y a su tiempo lo que provoca en el espectador un efecto hipnótico donde construye su propio “laberinto” mental con el fin de llegar a la resolución de la trama.


Como dije al principio, todo elemento está pensado en función de este “laberinto”. Inclusive el leitmotiv, un silbato rojo, está dotado de un gran protagonismo durante toda la película, tanto funcional como simbólicamente. Si menciono esto es porque busco remarcar el excelente despliegue de las decisiones tomadas por el realizador. Si todas las aristas de la película funcionaron en su conjunto, se debe a la presencia de un director que supo colocarlas de la mejor manera posible. Denis Villeneuve conoce su película y sabe lo que necesita en cada escena y en cada plano. El resultado es una historia que habitará dentro nuestro por un tiempo largo e indeterminado.


Santiago Destéfanis


Ficha técnica:


Título original: Prisoners

Fecha de estreno: 30 de Agosto 2013 (Telluride Film Festival)

12 de Septiembre 2013

Director: Dennis Villeneuve

Género: Thriller

Protagonistas: Hugh Jackman, Jake Gyllenhaal, Viola Davis, Maria Bello,

Terrence Howard, Melissa Leo, Paul Dano

Guionista: Aaron Guzikowski

Productores: Kira Davis, Broderick Johnson, Adam Kolbrenner, Andrew A. Kosove

Música: Jòhan Jóhansson

Fotografía: Roger Deakins

Edición: Joel Cox, Gary Roach

Diseño de Producción: Patrice Vermette

Dirección de Arte: Paul D. Kelly

Diseño de Vestuario: Renée April

Casting: Kerry Barden, Paul Schnee

Idioma: Inglés

Duración: 153 minutos


Productoras y Distribuidoras


Link a IMDB

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo