• Santiago Destéfanis

Me Vi: Raging Bull de Martin Scorsese (1980)


Robert De Niro encarna a Jake LaMotta, un boxeador violento, machista y pedófilo. Todo intento realizado por la película en torno a minimizar estos aspectos del personaje disfrazándolos de una supuesta “mirada” sobre la masculinidad es infructuoso, ya que la mirada contemporánea no es la misma que la de hace 40 años y se hace imposible hacer la vista gorda frente a ciertas cuestiones. Sin embargo, la película destella arte de la mano del mejor Scorsese.


Lo que más ruido me hizo, y lo que me condicionó durante toda la película, es el hecho de que LaMotta se enamora a “simple vista” de una niña de 15 años. La escena donde la descubre con la mirada y charla con su hermano para que le cuente un poco quien es ella, se da de forma tan natural, aún cuando la edad surge en la conversación, que se me revolvió el estómago. Efectivamente se casan y durante años abusa de ella física y psicológicamente. No se nos explica nada de la historia de LaMotta, por lo que toda violencia interna y externa surge de manera “natural” por parte del personaje. Se me hizo imposible sacarme este argumento desagradable de la cabeza. Recién al final de la película, de manera pasajera y sin hacer mucho hincapié sobre la cuestión, se plantea la pedofilia como un hecho delictivo, casi como si la película se viera forzada a admitir algo que si fuera por ella lo evitaba. Resulta chocante ver un cine que aceptaba todo lo concerniente al maltrato y degradación de la mujer como una simple realidad proveniente de la expresión del artista.


Dejando esto de lado (que debe estar presente al ver la película) Robert De Niro nos brinda una actuación y una entrega al personaje memorable. El cambió físico que realiza en pos de encarnar a LaMotta en diferentes etapas de su vida es sin precedentes. Se percibe desde atrás de la pantalla el inmenso trabajo interno que debió realizar para encarar la personalidad explosiva y complicada del protagonista. Joe Pesci sirve, una vez más, como uno de los mejores compañeros para De Niro. La legendaria dupla destila una química que todo actor debería envidiar. Las actuaciones son inmensas para una película que nos maravilla con cada plano y decisión que toma. El despliegue técnico y escenográfico terminan de lograr nuestra inmersión total. Las peleas de boxeo están filmadas desde una mirada cinematográfica hermosa. Estas peleas, que podrían volverse banales en un instante, se convierten en algo más. Se vuelven una manifestación inherente a la personalidad del personaje. Cada pelea se vuelve un testamento sobre la realidad interna de LaMotta. Una película extremadamente violenta y cargada de resentimiento, se vuelve una obra de arte bella y triste al mismo tiempo. Todo esto es logrado gracias a un director con un talento que se escapa a cualquier valoración que pueda poner en palabras cuando de cine estamos hablando.


Scorsese fue, es y será uno de los directores que reafirman mi amor por el cine. Persiste y trabaja sobre el mundo que lo atrae desde chico: Las calles y los suburbios de la ciudad como protagonistas; los hombres de negocio vestidos de traje que frecuentan los clubes por la noche; el respeto, el dinero y las mujeres presentes en cada segundo del film. Todo esto lo fue perfeccionando con sus numerosas obras de arte y “Raging Bull” no se queda atrás. Tiene un universo que lo vuelve loco y persiste en él. Necesita hablar sobre él. Necesita hacer cine sobre él. Esto, viéndolo con ojos de realizador, siempre va a ser motivo para verme cautivado.


Santiago Destéfanis



Ficha técnica:


Título original: Raging Bull

Fecha de estreno: 13 de Noviembre 1980

Director: Martin Scorsese

Género: Drama, Deporte, Biopic

Protagonistas: Robert De Niro, Cathy Moriarty, Joe Pesci

Guionista: Paul Schrader, Mardik Martin

Basado en el libro Raging Bull: My Story (1970) de Jake LaMotta

Productores: Robert Chartoff, Iwrin Winkler

Fotografía: Michael Chapman

Edición: Thelma Schoonmaker

Dirección de Arte: Kirk Axtell, Alan Manser, Sheldon Haber

Diseño de Vestuario: John Boxer, Richard Bruno

Casting: Cis Corman

Idioma: Inglés

Duración: 129 minutos


Productoras y Distribuidoras


Link a IMDB

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo