The Haunting of Bly Manor (2020), creada por Mike Flanagan



Un recordatorio de que debemos vivir en el presente



Con la segunda entrega de la serie antológica "The Haunting", Mike Flanagan, junto a parte del equipo creativo y del elenco de la primera temporada, nos demuestra una vez más lo grandioso que puede ser el subestimado género del terror, estableciéndolo una vez más como una forma de contar igual de rica y potente que cualquier otro género cinematográfico. Esta temporada es basada en el libro "The Turn of the Screw", de Henry James.


Es una excelente serie y desde ya se la recomiendo a cualquier fanático del terror, así como la recomiendo como un buen inicio al horror de calidad. La primera temporada, "The Haunting of Hill House", fue un éxito rotundo gracias al alto nivel que tuvo desde un punto de vista técnico, narrativo, dramático y actoral. Nos relata la historia de una familia y los fantasmas (traumas) que les persiguen a lo largo de su vida. Esta primera entrega pierde fuerza hacia el final donde las cosas se salen un poco de la mano, a pesar de ello logró posicionarse como una de las mejores series de una de terror de la historia de la TV, lo cual ponía en duda la capacidad de una segunda temporada de poder mantenerse en pie por sí sola. Me alegra decir que lo ha logrado.


"The Haunting of Bly Manor" nos cuenta la historia de Danielle "Dani" Clayton (Victoria Pedretti), una profesora estadounidense que es contratada como la au pair de un par de niños huérfanos, Flora y Miles Wingrave (Amelie Bea Smith y Benjamin Evan Ainsworth), quienes viven en una mansión en el pueblo de Bly, Reino Unido. A partir de esta premisa, durante 9 episodios de entre 45 y 66 minutos, vivimos la historia de Dani, los niños, el hogar que habitan.


La mansión Bly es una edificación antiquísima, donde [SPOILER] habita un espíritu doliente cuya memoria se desvanece en el tiempo e instaura una maldición la cual evita que los espíritus de los que mueren en la propiedad puedas seguir su camino al más allá. Es solo cuestión de tiempo para que Dani se vea envuelta en el drama de la última pareja que perdió la vida en la propiedad. [FIN DE SPOILER]


Ver esta temporada es una invitación a reflexionar sobre la vida y la muerte, los seres queridos que hemos ido perdiendo a lo largo de los años, el vivir en el presente y hasta donde puede llegar el amor. Así mismo es una advertencia sobre el peligro que conlleva vivir en el pasado (o en el futuro). También toca ligeramente el calvario que conlleva la demencia para quien la padece y que les rodean.


Me voy con la impresión de que de alguna manera se intentó contar la historia de una persona con demencia, pero elaboraré sobre esto más adelante.


Si bien la realización técnica no llega a los niveles de suntuosidad de su temporada predecesora (recordemos aquel gran plano secuencia que recorre la casa mientras va saltando en el tiempo durante una tormenta), la segunda temporada cuenta con una ejecución más simple, y un tanto más sobria, no por eso siendo de menor calidad. Desde un aspecto formal, esta entrega construye a la perfección el mundo que sirve de escenario para el elenco, que cuenta con un nivel de calidad que no había visto hace un buen tiempo en una serie. Todos, absolutamente todos los actores y actrices dan en el blanco.


En el papel de Hannah, la encargada de limpieza de la mansión, T'Nia Miller demuestra un control absoluto de las herramientas actorales que ha ido desarrollando a lo largo del tiempo. Su experiencia como actriz se nota en cada fotograma en el que aparece. Particularmente impresionante es que logra disimular de manera verosímil uno de los grandes secretos de la temporada. Cuando los realizadores deciden que llega el momento de darnos los indicios a los espectadores, podemos llegar a darnos cuenta de la realidad del personaje y si lo "adivinamos" antes de la gran develación, es por el manejo de los indicios y no es por una falla actoral por parte de la intérprete.


Amelia Eve, quien hace de Jamie, la jardinera de la mansión, logra cautivarnos interpretando a un personaje extremadamente complejo de llevar hacia adelante de manera coherente. Esta actriz tiene que balancear el ser la "tom boy" del grupo (sin caer en el estereotipo), ser ruda, dulce y amable hacia el personaje principal, estar cerrada a la idea del amor, abrirse a la idea del amor, enamorarse del personaje principal, convertirse en su interés amoroso, darle apoyo a su pareja durante sus momentos más oscuros y últimamente perderle... Siendo un personaje segundario durante 8 episodios. A todo esto, es probablemente la actriz adulta con menos experiencia de todo el elenco principal, por lo menos viendo su filmografía en IMDB. He visto películas y series donde actores con más experiencia actoral tienen personajes con menos que contar y no logran llegar al nivel que ha llegado esta mujer. Prepárense para verla más a menudo, porque de que eso viene, eso viene.


Me llevé una mayor sorpresa con Owen, el cocinero de la mansión, interpretado por Rahul Kohli. Sin duda alguna, mi personaje favorito con sus buenos chistes malos y su gran presencia en pantalla. Recuerdo verle y pensar "¿dónde he visto a este muchacho?". Lo tenía en la punta de la lengua, pero no lograba hacer la conexión. Hice una búsqueda rápida (logrando hacerlo sin spoiler alguno) y me terminé encontrado que es Rahul, el colaborador de Funhaus, contenido que consumí por un tiempo y hasta la transformación (algunos dirán caída) de Rooster Teeth y sus canales aledaños. Si alguna vez ven a este actor en uno de estos videos de YouTube, entenderán mi sorpresa.


Entre los actores que regresan después de haber participado en la primera temporada se encuentran Oliver Jackson-Cohen, Carla Gugino y Henry Thomas. Cada uno de ellos interpretando de manera excelsa sus papeles.


Hago una acotación en particular con relación a Henry Wingrave, el personaje de Thomas: [SPOILER] el actor hizo bien su papel, sin embargo, la manera en que se manejó el tema de su alter ego, sobre todo desde el punto de vista sonoro, me pareció que quedaba fuera del tono de la temporada. Vale la pena resaltar que eso es un tema en el que el actor puede llegar a opinar según las circunstancias, sin embargo, la decisión final queda fuera de su jurisdicción. [FIN DE SPOILER]


También regresando al equipo luego de formar parte del elenco de "Hill House" se encuentra Victoria Pedretti, quien protagoniza esta segunda temporada. Una vez más, buena actuación. Sin duda alguna el personaje más cargado, pesado y complejo, a pesar de todo eso, Pedretti logra llevarlo hacia adelante con éxito.


Para cerrar el tema elenco, muchas veces los niños actores hacen un buen trabajo dentro de lo que cabe debido a que son niños. Amelie Bea Smith hace un trabajo por encima de par, no es nada espectacular pero definitivamente lo hace bien. Ahora bien, Benjamin Evan Ainsworth hace un trabajo incríble. Tiene unos cuantos momentos flojos, pero realmente sobresale con su actuación. Me parece que es un diamante bruto que, con el entrenamiento adecuado, puede ser uno futuro gran actor.


Quiero hacer mención especial al equipo de diseño sonoro, que logró ejecutar una propuesta que acompaña excelentemente a cada episodio, sobre todo en los momentos de miedo (entiéndase jump sacres bien trabajados y bien ganados) con sonidos agudos que te hacen sentir un hormigueo en la columna vertebral, y sonidos graves que te hacen sentir inseguro. Esto sin hacer obvia la presencia del sonido, lo cual puede parecer extraño aunque sea completamente lógico cuando se contempla el rol del diseño sonoro, que es acompañar y potenciar lo que se quiere contar. El buen diseño sonoro es el que no se nota, pero se siente. Piénsenlo.


Entonces, ¿significa que el terror de esta serie se basa únicamente en el diseño sonoro? La respuesta es un rotundo no. El terror se basa en el ambiente general que tiene la serie, desde el trabajo del de diseño de producción y el equipo de fotografía, hasta el trabajo de los actores y siendo intensificado por el trabajo del equipo de diseño sonoro. Encima de esta base, que ya de por sí es suficiente, hay pequeñas sutilezas que intensifican el tono generalizado de toda la temporada, como por ejemplo: los fantasmas que aparecen en el fondo, entre el decorado. No los que se mueve, si no los silentes e inmóviles, que te hacen dudar si siquiera están allí, obligándote a mantenerte alerta. En mi caso, cada vez que era de noche en la historia y veía en pantalla un primer plano de un personaje, exploraba frenéticamente todo el decorado para evitar que algún susto me agarrara por sorpresa. Me encanta sentir esa sensación de peligro (claro, porque sé que el peligro solo existe dentro de la pantalla).


La genialidad de esta serie es que, si bien es indudablemente de terror, no solo es de género. Va más allá de tratar de darte un par de sustos por episodio. En el fondo es una pieza cinematográfica que explora un tema. Es una historia de amor que te hace reflexionar, te lleva a un lugar donde es imposible no hacer conexiones con el mundo real y a partir de ahí sentir y pensar. Que es lo que deben hacer el cine y las series.


Cada quien se llevará lo que se lleve de esta serie, sin embargo hay un punto claro que se intenta llevar hacia adelante y que se esclarece cuando notamos que la frase "tucked away", el estado de vivir en un recuerdo del pasado, es traducida al español como "estar estancado". Mi interpretación es que es peligroso "estancarse" en el pasado o en el futuro. Sí, es importante recordar, pero también es importante tener en cuenta que el pasado es el pasado, el futuro es el futuro y el ahora es el ahora, de lo contrario, ¿Dónde estamos? ¿Por qué estamos viviendo?


[A PARTIR DE ESTE MOMENTO: SPOILERS]


Volviendo a la temática de la demencia, más allá de lo triste y trágico que es no poder recordar, es la siguiente: no hay diferencia entre una persona sana y una persona que sufre de demencia cuando no podemos salir de ese estado de "estancamiento". Esto es lo le sucede a Jamie, queda "estancada" en el recuerdo de Dani, pero queda en ese estado aún estando en el mundo real. Despierta, pero atrapada en un recuerdo, en un mundo donde la diferencia entre un fantasma y un recuerdo es apenas existente, quizás un tecnicismo.


No tiene sentido que Jamie cuente la historia en la boda, en serio, ¿Cuál es el punto de eso más allá de que es un gesto poético? Da pie para un final bonito y para enfatizar que de alguna u otra manera todo el mundo superó los eventos sucedidos en Bly, pero hasta ahí. No tiene sentido a menos que consideremos que ella padece de un forma u otra algún tipo de demencia. No nos podemos fiar de su testimonio, pero tampoco podemos desmentirlo. Es un final definitivamente trágico.


Es ineludible el hecho de que hay un par de detalles aquí y allá. Por un lado, sentí que las peripecias del noveno se alargaron un poco, quizás se sintió así por el cambio de tono, lo que conlleva a que nos tenemos que acostumbrar al nuevo tono durante el último episodio. Por otro lado, ¿Dónde encaja el soldado de Henry? Esperaba por lo menos saber de donde vino él, así como vimos de donde vinieron la mayoría de los espíritus, aunque tampoco tenía un rol importante así que tampoco me importa demasiado. También me pareció poco verosímil el cambio repentino de Peter luego de que se levantara la maldición, aunque puedo hacerme de la vista gorda con esto, es un acto de redención para que no odiemos al personaje. La ejecución es un poco tosca, pero no lo suficiente como para arruinar la temporada por completo.


En líneas generales me termino yendo con una sensación muy positiva. El final de esta segunda edición me parece mejor que el de la primera temporada, y los buenos finales son siempre bienvenidos. La serie en totalidad se gana unos cuantos puntos extras porque se nota que ambas fueron hechas por el mismo equipo, por lo menos en gran medida, y con mucho amor hacia el producto final.


"Bly Manor" logra ser lo suficientemente diferente como para ser ella misma por sí misma y lo suficientemente parecida a "Hill House" como para hacer la conexión. No puedo evitar quedarme con la duda, ¿Estará la tercera temporada a la par? Sinceramente, lo espero. Mientras tanto, esperaré con ansias, pero procuraré no quedarme "estancado" pensando en esta serie.


Jorge Gadea



Ficha técnica


Título original: The Haunting of Bly Manor

Creador: Mike Flanagan

Género: Terror, drama

Fecha de estreno: 9 de Octubre 2020

Protagonistas: Victoria Pedretti, Amelie Bea Smith, Benjamin Evan Ainsworth,

Amelia Eve, T'Nia Miller, Oliver Jackson-Cohen, Tahira Sharif,

Rahul Kohli, Carla Gugino, Henry Thomas

Directores: Mike Flanagan, Ciarán Foy, Liam Gavin, Axelle Carolyn

Yolanda Ramke & Ben Howling, E.L. Katz

Guionistas: Mike Flanagan, James Flanagan, Diane Ademu-John, Laurie Penny,

Angela LaManna, Rebecca Klingel, Michael Clarkson, Paul Clarkson,

Leah Fong, Julia Blicknell

Fotografía: Maxime Alexandre, James Kniest

Edición: Mike Flanagan

Música: The Newton Brothers

Diseño de Producción: Patricio M. Farrell

Dirección de Arte: Hugo Santiago, John Alvarez

Diseño de Vestuario: Lynn Falconer

Casting: Anne McCarthy

Duración: 45 - 66 minutos por episodio

Idioma: Inglés


Productoras y Distribuidoras


Link a IMDB

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo